movimientos juntitas informe

Ir abajo

movimientos juntitas informe

Mensaje  Aleska Sanchez el Lun Ene 23, 2012 7:02 pm

El movimiento juntista americano
Frente a los sucesos señalados, las colonias americanas reaccionaron en forma muy semejante a los reinos metropolitanos.
Se apreciaron dos posiciones. Por una parte, en su mayoría españoles, particularmente los altos funcionarios de gobierno y clero, fueron partidarios de que la situación política se mantuviera, continuando en sus cargos los virreyes y gobernadores y otras autoridades, bajo la supremacía del Consejo de Regencia.
Por otra, casi en su totalidad criollos y algunos españoles, postularon la formación de juntas de gobierno, por cuanto consideraron que aquel Consejo solo tenía validez para el pueblo español que lo había generado y que su autoridad no era extensiva a América. A su vez, esgrimieron el argumento de que las colonias o reinos americanos eran entidades político-administrativas independientes de las existentes en España, porque desde el descubrimiento habían quedado vinculadas jurídicamente a la Corona, mediante la Bula Intercaetera.
Por ello, en la mayor parte de los territorios americanos, los criollos, a través de los cabildos, manifestaron sus intenciones y promovieron con éxito en la mayoría de los casos la instauración de juntas de gobierno locales, fieles a Fernando VII a quien reconocían como legítimo soberano.
Aleska Sanchez

Una vez que Napoleón captura a Fernando VII en la entrevista de
Bayona, en pueblo español y los grupos dirigentes rechazan a José Bonaparte
como rey de España. Contra el usurpador se levantan movimiento de
autogobierno de ciudades y reinos españoles. Las ciudades españolas
llamaron, entonces, a una Junta Nacional de Gobierno para autogobernarse
mientras la prisión del rey duraba.
En teoría política, de acuerdo a la doctrina de la Soberanía Popular
los reyes, y cualquier gobernante, adquirían el poder debido a que el
pueblo cedía momentáneamente la soberanía de la nación y el territorio. Una
vez desaparecido el gobernante (el rey en prisión) el poder volvía al
pueblo y este debía administrarlo hasta encontrar otro en quien
depositarlo.
En el caso de España el asunto fue claro: la Junta de Sevilla
gobernaría mientras no volviese Fernando VII; en el caso de América no fue
tan simple.
Las colonias americanas no pertenecían al pueblo español. Habían sido
cedidas por el papado a la Corona española, por lo tanto, no debían
obedecer a la Junta de Sevilla, sino que tenían el mismo derecho a convocar
a sus Juntas de Gobierno, tal como lo hicieron el Virreinato de la Plata y
Chile. Es así como se generan los sucesos del 18 de septiembre de 1810.
Esta Junta de Gobierno, inicialmente juró gobernar mientras Fernando VII se
mantuviera prisionero, respetando la fidelidad al monarca. Pero de
inmediato se tomaron medidas para modificar la política imperial. Estas
modificaciones fueron tan profundas que dentro de las primeras de la Junta
de Gobierno esta la Libertad de Comercio, la convocatoria a elecciones de
un Congreso Nacional, y, mediante este, la Libertad de Vientre y el
remplazo de la Real Audiencia por un Tribunal Supremo Nacional.
Más tarde, José Miguel Carrera, mediante un golpe de estado en
Septiembre de 1811, establecerá relaciones diplomáticas con EEUU y dictará
el primer Reglamento Constitucional.
Adonay Luna


Juan Sánchez Ramírez. (Cotuí 1762 -Santo Domingo 1811) fue un militar y político dominicano.Fue un comandante de la guerra de Reconquista ya que conspiró contra la ocupación francesa en favor de España. Derrotó a Ferrand y tomó la capital con ayuda británica (1809). Restableció la soberanía española, siendo reconocido como Capitán General de la colonia. Encabezó a los dominicanos para hacerle la guerra a la ocupación francesa, porque como todos los dominicanos en aquel entonces, no pudo concebir que con el Tratado de Basilea, España tirara por la borda más de tres siglos de historia, lengua, religión y cultura, por eso luchó para mantener la nación y preservar la identidad nacional. La misma actitud que tomaron los dominicanos contra la ocupación francesa, la tomaron los argentinos contra Inglaterra a favor de España en 1806 y los venezolanos en 1808 a favor de Fernando VII con Simón Bolívar a la cabeza.
Después de su fallecimiento fue que se inició el período de la España Boba, porque mientras él fue gobernador de la colonia, la gobernó como si fuera un país independiente, toma nuevas medidas para despertar la economía, se abolieron todas las leyes que ponían trabas al comercio y a la producción, se redujeron los diezmos y otros impuestos eclesiásticos. Todos los puertos de la colonia fueron abiertos a los navíos de las naciones amigas de España y se fijó un arancel único de importación de un uno por ciento.
Murió siendo gobernador, pero dejó a su familia en una espantosa miseria, porque todo su patrimonio lo aportó por la causa justa y noble en la que se enroló junto a todos los dominicanos, lo que constituye una muestra de que en esta lucha no defendía los intereses de su clase, como alegan algunos historiadores dominicanos, si así hubiera sido hubiera quedado rico y le hubiera dejado esa riqueza a su esposa e hijos. Después de su muerte, el pueblo lo llamó padre de la patria y sus restos están depositados en el Panteón Nacional.
Hillary Gomez


La España Boba fue un período de la historia de la República Dominicana. La guerra que España libraba en Europa y el hecho de que colonias más ricas estaban en proceso de independencia, eran la causa del escaso interés de las autoridades peninsulares españolas, hacia su colonia en Santo Domingo en el periodo comprendido entre 1809 y 1821. Santo Domingo había agotado las riquezas que llamaban la atención en España. La poca atención de las autoridades españolas hizo que este periodo fuera conocido popularmente como La España Boba.

Antecedentes

Como parte del Tratado de Basilea (1795), la colonia española de Santo Domingo pasó a manos francesas. En 1801 los esclavos de la parte occidental de la isla (Haití), declararon su independencia, luego de cruentas luchas.

La parte española u oriental continuaba de hecho en manos españolas, a pesar del tratado, sólo porque el único contingente francés disponible estaba compuesto por una mayoría de negro y mulatos. Los ingleses no reconocían la cesión, argumentando que violaba las antiguas estipulaciones del Tratado de Utrecht. Esto motivó la invasión por parte del ejército haitiano, previendo una amenaza para su recién ganada independencia. Los franceses, comandados por el cuñado de Napoleón, General Charles-Victor-Emmanuel Leclerc, repelieron a los haitianos en 1802.

La batalla de Palo Hincado

La situación se tornó más compleja cuando, a principio de 1808, los franceses invadieron España. Los partidarios de España se organizaron rápidamente, algunos retornaron del exilio, la mayoría en la colonia española de Puerto Rico. El gobernador Ferrand, conocedor de su superioridad en armas de fuego, precipitó un gran contingente, decidido a terminar de un solo golpe con la conspiración. Los criollos, conocedores de su inferioridad bélica, concentraron a sus pocos fusileros en las alturas o en la retaguardia del enemigo y con el resto de las tropas forzaron un enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Las tropas francesas fueron prácticamente aniquiladas y su comandante ordenó la retirada hacia Santo Domingo. Poco después, libre de la persecución de los criollos hispánicos, Ferrand se quita la vida de un balazo. Este hecho se conoce como la batalla de Palo Hincado y se libró el 7 de noviembre de 1808.
Carlos de los Santos y Luis Virgilio

Aleska Sanchez

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 19/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.